Alsina da un zasca monumental a Salvador Illa

Carlos Alsina le ha recordado a Salvador Illa que la culpa del aumento de los contagios no es únicamente de los ciudadanos.

Salvador Illa, ministro de Sanidad, ha expresado que está tranquilo porque asegura que “sabemos lo que hay que hacer y lo estamos haciendo”. Carlos Alsina, periodista de OndaCero, ante tal afirmar le hace una pregunta directa a Illa: “Y entonces, por qué se ha disparado la incidencia, ministro?”

El zasca, probablemente, se ha podido sentir en todo el país, pero Alsina no se queda ahí y continúa, criticando la actitud del Gobierno de culpar a los ciudadanos de todo, mientros ellos parece que no tienen ninguna responsabilidad.

 «Lo mismo nos regañan por salir de casa sin necesidad, que patinamos en la acera y colapsamos las urgencias; que por quedarnos en casa en lugar de salir al portal a ayudar; que por quedarnos atrapados en una carretera cualquiera por habernos ido tarde del centro comercial; que por quejarnos de que suba el precio de la luz cuando es una cosa puntual; que por relajarnos con las medidas del coronavirus y andar como locos por ahí contagiándonos. ¿No le pasa a usted que sabe que, por una cosa o por otra, al final le va a caer un rapapolvo?».

Alsina considera que ya bastante tienen algunos con sufrir la preocupación por contagiarse y sus molestos síntomas como para que encima se les recrimine no haber hecho todo lo posible por protegerse como si esos últimos 25.000 nuevos positivos hubieran participado en una rave multitudinaria:

“El más molesto de todos es el que padecen cada día los contagiados de coronavirus, que no son pocos, eh: veinticinco mil ciudadanos cada día que, al disgusto (y la preocupación) de saberse infectados y por tanto, enfermos; a los trastornos (en unos casos llevaderos y en otros, graves) que les causa la enfermedad; tienen que añadir el verse señalados poco menos que como culpables de habérselo buscado.”

“Esta palabra que tanto gusta a la autoridad sanitaria, se llame Illa o se llame Simón o se llame como se llame: relajación. Te has contagiado porque te has relajado, que es una forma sutil de decir: amigo, si estás así es porque tú has querido. El enfermo, culpable. De serlo y de que ahora las autoridades tengan que ponerse a endurecer las restricciones otra vez para doblegar la curva que, con nuestra relajación y nuestra infinita imprudencia, hemos disparado. Hombre, que los 25.000 contagiados de ayer no han participado todos en una rave, ni se han ido de botellón desenmascarillado, ni se han encerrado a propósito (bien pegados) en un vagón de metro y han intercambiado gozosos sus gotículas y sus aerosoles. La abrumadora mayoría de la gente hace lo que está en su mano para evitar el riesgo, pero la prevención ni lo elimina del todo ni destierra la posibilidad de que los accidentes sucedan.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad