Alerta en Almería: Oleada de inmigración ilegal con 600 llegadas en 72 horas

Una oleada de inmigración ilegal ha llegado a Almería y ha saturado los recursos policiales y de salvamento

Una oleada de inmigración ilegal ha llegado a Almería y ha saturado los recursos policiales y de salvamento ante la cifra de personas que han llegado hasta sus costas. Sin embargo, fuentes policiales advierten de que apenas se detecta la mitad de las llegadas. Barcas vacías son detectadas en varios puntos de la costa almeriense.

En las primeras 48 horas llegaron casi 450 personas a bordo de embarcaciones ilegales a las costas de Almería, durante las 24 horas siguientes fueron más de 150. Desde el fin de semana Almería se ha visto superada para atender la llegada masiva de inmigrantes ilegales que en apenas tres días ha saturado los medios de salvamento, atención y contención de Guardia Civil, Policía Nacional y Salvamento Marítimo.

Si ya es difícil gestionar la inmigración ilegal detectada, más complicado es aún controlar aquella que evade los controles en el mar y en las costas. Se han encontrado varias embarcaciones abandonadas en la orilla tras haber realizado travesías desde Argelia o Marruecos hasta Almería.

La falta de efectivos suficientes es la causa. Los refuerzos de personal y económicos están volcándose fundamentalmente en Canarias debido a las enormes cifras de inmigración ilegal registrada en las Islas en los últimos meses, pero esas llegadas a Canarias no suponen un alivio en la situación de Andalucía y el Levante.

Otro dato que denuncian los agentes destinados en la zona es que Almería es junto con Canarias una de las zonas geográficas con mayor arraigo de inmigrantes llegados ilegalmente a España. Aunque sea por diferentes motivos. Los llegados a Canarias no pueden salir por una cuestión administrativa.

Además, los que llegan a Almería no se van de allí en su mayoría por encontrar un modo de vida en una región eminentemente agrícola, lo que a la vez genera también problemas de seguridad entre la propia población inmigrante y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. La Guardia Civil ha sufrido en lo que va de año 30 bajas en la zona como consecuencia de intervenciones en hechos violentos o agresiones.

Solamente en estos tres días a Almería ha llegado una cuarta parte de los inmigrantes que llegaron el año pasado de enero a julio. A la falta de efectivos, vehículos en mal estado, equipamiento deficiente e instalaciones inapropiadas los agentes afectados por esta oleada deben sumar al enemigo invisible de la pandemia. Y bajo esa amenaza ha habido que improvisar un despliegue a la altura de la situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad