A Pedro Sánchez le recomiendan no pisar las calles andaluzas

Su propio equipo de seguridad teme que pueda ver altercados e incluso agresiones

La recomendación que los servicios de seguridad, que se encargan de la protección del Presidente del Gobierno, han hecho al equipo de Pedro Sánchez es que evite pisar la calle de cara a las elecciones andaluzas del próximo 19 de junio. El objetivo no es tanto evitar los abucheos que persiguen al jefe del Ejecutivo a cada ciudad que visita, y a los que ya está acostumbrado. Sino que, sobre todo, es evitar posibles alteraciones del orden público e incluso agresiones físicas como la que sufrió en Pontevedra hace años Mariano Rajoy.

Otra cosa es lo que vaya a hacer su equipo, pues ya desoyeron a estos mismos expertos con el desplazamiento a la zona de conflicto-.

Anuncio

En este caso, parece que sí tienen intención de seguir sus recomendaciones. Ni Sánchez ni su equipo están muy por la labor de visitar pueblos y ciudades de Andalucía a pie. Los actos que de momento tiene planificados el líder del PSOE en la campaña andaluza, que no son muchos, son en grandes recintos y únicamente con parlamentos.

Ese tipo de evento, en los que el jefe del Ejecutivo está prácticamente encapsulado en todo el recorrido desde que baja del coche, flanqueado por personas de la máxima confianza en el partido, «son una garantía de seguridad» revelan los responsables de velar por su integridad física. Algo muy distinto a los paseíllos o visitas a pueblos -aunque el PSOE siempre elija municipios gobernados por ellos-, ya que en ese intento de cercanía se acerca a personas que «nunca sabes como van a reaccionar». Y reconocen que «el clima de crispación es muy alto»

Sánchez en Andalucía

Moncloa y Ferraz prefieren esperar a ver la evolución de su candidato Juan Espadas en los sondeos antes de decidir cuál será el papel del presidente en la campaña. Por ahora, antes de los quince días en los que se puede pedir formalmente el voto, Sánchez ha acompañado al secretario general del PSOE de Andalucía a todas las provincias de esta comunidad. Son actos habituales que, con anterioridad, había hecho también en Galicia, Cataluña o Castilla y León.

La gran incógnita, también para el equipo de campaña del candidato, que necesita planificar en base a la presencia del presidente del Gobierno, es cuál va a ser el papel de Pedro Sánchez a partir de la madrugada del 3 de junio. Se da por hecho que arropará a Espadas en el acto de inicio, como ya hizo en Castilla y León con Luis Tudanca, pero de ahí hasta el 17 de junio, el último día que se puede pedir el voto a los electores, «no hay nada decidido».

La previsión es que tenga algún acto puntual con Espadas y algún otro solo. Pero todo puede saltar por los aires con menos o más presencia en función de los sondeos. Moncloa quiere evitar a toda costa que un mal resultado de los socialistas en Andalucía se le pueda atribuir al presidente cuando tan sólo queda un año y medio para las elecciones generales siendo este el momento de mayor fragilidad del Gobierno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad