A Pedro Sánchez le persiguen «hombres con puros de la villa de Madrid»

El Presidente afirma que agotará la legislatura pero hay «cenáculos de Madrid» y «señores con puro» que lanzan rumores sobre su marcha

En una nueva entrevista a un medio amigo, La Sexta, Pedro Sánchez, con el dulce sabor de la celebración de la cumbre de la OTAN todavía en los labios, aprovechaba para que toda España pudiera escuchar en prime time y de su propia boca la importancia de esta cumbre para el país y Europa en general.

Ante el periodista Antonio Ferreras, el presidente del Gobierno explicó que la promesa de aumentar el presupuesto en Defensa un 2 % hasta 2029 se debe a una cuestión preventiva. «La seguridad no está garantizada. Así de sencillo y así de dramática es la situación», manifestó refiriéndose a la invasión rusa en Ucrania y «las ansias imperialistas de Putin». «El mundo ha cambiado tras la invasión y la seguridad de Europa está puesta en solfa», indicó, quizás para justificar su primigenio rechazo a enviar armas a Ucrania cuando estalló la guerra, y para lanzar una reflexión acerca del cambio de criterio de su partido desde entonces, que su socio de Gobierno no le perdona.

Anuncio

Preguntado por esta cuestión, Sánchez pidió a Unidas Podemos la misma reflexión. «Me gustaría que Unidas Podemos hiciera este ejercicio de reflexión sobre el riesgo que representa que Putin se salga con la suya para toda Europa», apuntó.

Ataca y pide ayuda al PP

Pero no fue hasta el final de la entrevista cuando nombró a su principal rival en la oposición, aludiendo directamente al PP, a quien le dedicó una descripción cuanto menos curiosa. Al ser cuestionado por los rumores que dicen que su salida como cabeza del partido está en el aire tras unas elecciones fallidas y que su camino sería hacia un puesto internacional, el presidente negó la mayor indicando que sólo son comentarios que se dan para dañar su imagen en «los cenáculos de la típica villa de Madrid, de los señores con puros, que se juntan y que dicen: vamos a contar que Sánchez se quiere ir porque como va a perder las elecciones…», expresó.

En su opinión, desde el PP y estos «cenáculos» lo único que pretenden es «caricaturizar el proyecto político diciendo que estoy aquí por un interés personal. También ha vuelto a hablar de «poderes» en su contra y de una oposición «negacionista y destructiva», quejándose de la falta de acuerdo para renovar el CGPJ y lamentando la existencia, ha dicho, de una «derecha económica, mediática y política que dice que soy poco más que un dictadorzuelo» que quiere amañar las elecciones y «copar las instituciones». Lo que a mí me mueve es afianzar a España en Europa y un proyecto progresista que incluso me trasciende a mí». Así, Sánchez aseguró que agotará la legislatura y después, se presentará a las primarias para poder volver a ser elegido candidato a la presidencia en las próximas elecciones. Pero ya saben la credibilidad que tienen las palabras de Pedro Sánchez.

La tragedia de Melilla y la inflación

Sánchez también tuvo ocasión para hablar de la tragedia en Melilla y lamentar las muertes de los migrantes en el salto a la valla. El presidente reconoció en pantalla que sus palabras al respecto –que el conflicto había estado «bien resuelto»– no fueron afortunadas porque las realizó «antes» de conocer la cifra de muertos. «Es evidente que ahora no diría esas palabras», confesó. Así mismo, insistió en no criticar la actuación de la gendarmería marroquí. «Claro que soy empático, pero la responsabilidad del Gobierno es defender las fronteras», zanjó.

Sobre la inflación, Sánchez volvió a alzar en voz alta lo que ya llevaba reconociendo hora antes: «Es un muy mal dato». Sin embargo, justificó la cifra indicando que incluso «podría ser peor» si su equipo no hubiera articulado medidas. «Si no, hubiera sido de un 15 % en vez de un 10 %», anunció.

Futuro sin gas o petróleo

Sánchez fue poco esperanzador ante un futuro escenario sin gas o petróleo por el corte de Rusia a Europa. «Tenemos que prepararnos para cualquiera de los escenarios. Putin está utilizando el gas y el petróleo como un arma más; y una futura escasez de gas o petróleo es posible en un futuro», señaló.

No obstante, aseguró que quizás este es «el precio que tendremos que pagar por la defensa de los valores democráticos» porque «no hacer nada y permitir que Putin siga con sus ansias imperialistas puede ser a la larga mucho más calamitoso», concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad