120.280 € de los fondos UE anticrisis para mejorar las vacaciones de Pedro Sánchez

Ya previamente gastó 335.000 € del erario público para broncearse él y su esposa Begoña en el solárium de Las Marismillas

Lo de Pedro Sánchez no tiene nombre. En plena crisis energética, el Gobierno está más preocupado por acondicionar las residencias vacacionales del Presidente y su familia que de tomar medidas que la rebajen.

Hace apenas unas semanas, se confirmó como Sánchez había gastado 335.083 euros públicos en reformar el palacio de Las Marismillas. Entre otras reparaciones, estaba mejorar el solárium, la sala de bronceado con radiación ultravioleta que usa el presidente del Gobierno y su familia durante sus vacaciones.

Anuncio

Ahora placas solares

Pues no contento, acaba de abrir la contratación de placas solares en el Palacio de Las Marismillas, el complejo privilegiado en Doñana donde Sánchez disfruta de su tiempo de relax. Según informa OKDIARIO, ahora el importe previsto es de 120.280,94 euros con cargo de los fondos europeos para la recuperación, según consta en los pliegos de la contratación. Y es que «la recuperación» del Presidente es fundamental para nuestro país.

La realidad es que esta nueva actuación busca mejorar el suministro energético en el palacio de Las Marismillas (Doñana), donde Sánchez suele pasar buena parte de su veraneo. La vivienda está ubicada en un terreno de titularidad estatal de 11.000 hectáreas de pinar, el complicado acceso permite preservar la privacidad de los inquilinos y su tiempo de relax en una zona de alto valor ecológico. Cuenta con 18 dormitorios con sus cuartos de baño, comedor y piscina y destaca por su arquitectura, con amplios patios llenos de vegetación.

Justificación

En la memoria justificativa, se explica que «el palacio se encuentra aislado desde el punto de vista de conexión a la red. Por lo que se dispone de varios grupos electrógenos que suministran energía eléctrica al edificio» y «por todo ello, se debe proveer de energía eléctrica suficiente a las Instalaciones del Palacio durante todo el año y de forma ininterrumpida». Algún mal pensado podría insinuar que tras la mejoras del Solarium, esos grupos electrógenos no aportarían la suficiente energía para lograr el bronceado del Presidente.

El contrato se inserta en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, diseñado para afrontar la crisis económica de la pandemia con el dinero procedente de Europa. El Ejecutivo alega que con esta instalación «se contribuye a la conservación y restauración de ecosistemas marinos y terrestres y su biodiversidad». Concretamente, «al logro de un estado de conservación favorable de los ecosistemas terrestres y marinos». Es uno de los objetivos recogidos en el plan presentado a Bruselas para recibir los fondos que debían ir destinados a la recuperación post-pandemia.

El mantenimiento de nuestras infraestructuras y monumentos por supuesto que debe ser un objetivo de nuestros gobernantes, nadie lo duda. Pero en una época de máxima inflación, con las necesidades que están pasando millones de españoles, nos parece poco decoroso. Máxime cuando van encaminadas a un palacio del que solo disfruta sus «Sanchidad». Y todo ello, mientras evita bajar los impuestos para que los españoles puedan hacer frente al alza de los precios de la luz, el gas o los combustibles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad